Cambio de velocidades – Gabriel Fainguersch

Si hay algo que me impresiona de los jugadores profesionales es que nunca juegan a una sola velocidad, es decir saben perfectamente el tipo de velocidad que deben de usar dependiendo de la situación en la que se encuentran para que de esta forma puedan minimizar el riesgo de cometer un error y por ende mantenerse en el punto hasta que consideren que se justifica un cambio de velocidades para poder pasar a tener control del punto.

Poniendo esto en la practica me refiero por ejemplo al jugador que recibe un servicio de 220 kilómetros, su objetivo si le va bien a esa velocidad es poder bloquear y regresar la bola en juego nada mas y a partir de ahí ver de que forma puede pasar de una situación de defensa, ya que lo mas probable sea que su devolución de servicio seguramente quedo corta y el que saca tomara el control con un tiro agresivo y deberá mantenerse a la defensiva tratando de poder pasar de ahí a una zona neutral y si pueda pasara a la ofensiva.

Otra situación muy común que se ve es que los profesionales manejan una velocidad que yo llamo de crucero, es decir están en el fondo de cancha pasando bolas de derecha y revés a una velocidad que pueden controlar perfectamente y en la que se podrían pasar todo el día sin fallar, están estudiando a su rival y esperan el momento de pasar a la ofensiva con un golpe potente y a una velocidad mayor a la que venían realizando.
La diferencia con los jugadores de clubes es que muchas veces no manejan o no saben manejar diferentes velocidades, juegan a una sola velocidad y no tienen en claro cual es el objetivo en cada una de las zonas que se encuentran, de esta forma nunca realizan un cambio ya sea que les vaya bien o no.

Otras de las cuestiones interesantes es que los profesionales manejan diferentes tipos de grips, es decir aparte de los tradicionales que ya conocemos ellos hacen adaptaciones a los mismos, es decir dependiendo el tipo de tiro que tengan que ejecutar giran levemente el grip hacia un lado o el otro para lograr el tiro exacto. Por ejemplo si tenemos un jugador que pega revés a una mano y lo sacan con un tiro angulado fuera de la cancha probablemente para regresar esa bola en juego lo haga con una empuñadura mas continental para que de esta forma tenga mayor margen por encima de la red para regresar la bola en vez de pegar con la empuñadura del este de revés que lo haría estando en una situación cómoda dentro de la cancha.

El punto es que como jugadores debemos adaptarnos a diferentes tipos de situaciones y no encasillarnos es decir ser flexibles y estar preparado para hacer las modificaciones que consideremos necesarias dependiendo de la situación de juego en la que nos encontremos. Recuerden que este es un deporte de errores y no de aciertos por lo que regresar la bola en juego una vez mas que nuestro rival nos dará muchos beneficios.

backhand-slice-federer

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.