El tenis ayuda a hacer y gestionar hombres de negocios

25 razones claves Fernando Segal 2017 

El aporte que nos brinda el tenis como deporte en diferentes áreas de nuestra vida, es vasto y amplio. La riqueza intrínseca de los valores y contribuciones que nos permite hallar en su juego, remarcan la importancia de aprenderlo, jugar y competir, -más allá del resultado-, por lo mucho que nos hace evolucionar.

He descrito en otras ocasiones y en varios de mis libros, los aportes y beneficios de vida, tanto sociales, físico y psicológicos que este nos brinda al practicarlo asiduamente, muchos otros también lo han descripto muy bien.

Pero también, me ha apasionado ver que, los jugadores que crecen en el tenis, cualquiera sea el nivel que hayan alcanzado, en gran porcentaje son exitosos en muchas  profesiones y negocios. De este punto no se ha hablado mucho.

El tenis ayuda a aprender a hacer negocios y la vida en ellos.

Siendo un adelanto de mi próximo libro sobre el Desarrollo del Tenis, comparto mi análisis de lo mucho que el juego y sus configuraciones nos permite evolucionar para ser competitivos en la vida de las relaciones humanas, el intercambio de valores y ser una exitosa persona de negocios y de gestión de proyectos.

Utilícelo!!!

Como el tenis ayuda a ser exitoso en los negocios

  1. Desarrolla la toma de decisiones

El tenis como deporte genera desde temprana edad, que el niño, luego joven o adulto tome por su propia parte, una decisión. Esta, es tomada en función de sus propias condiciones y evaluando las situaciones del juego: observando al otro jugador, el score, la posición de la cancha, sus fortalezas, las debilidades y tanto más….la retroalimentación es inmediata, la jugada es buena o no lo es…suma para usted o para el otro…A edades tempranas los jugadores aprenden y entrenan a tomar decisiones en milésimas de segundo, leyendo las situaciones que ocurren. 

Eso en los negocios es implacable, teniendo la capacidad de que, en una negociación se lea lo que esta ocurriendo y procesando lo que se quiere y acontece y así, tomar una decisión correcta.

  1. Genera aprender el manejo de la presión

Delante de tu nombre hay un número, que llamamos ranking. Pocas actividades profesionales en el mundo lo tienen. Cada golpe y jugadas que hagas se transforma en un valor del tanteador.  Eso genera presión, de hecho de un cuadro de 32 jugadores, sólo uno será el campeón. Por ello, el desarrollo de la capacidad de soportar la presión e incluso manejarla, es un valor que el tenis propone y desarrolla, donde es imprescindible el equilibrio mental-emocional.

Esta capacidad el tenis lo brinda. Luego las empresas lo agradecerán, tanto en proyectos de trabajo complejos como en situaciones inesperadas y extremas. Cuando uno lidera su juego, toma decisiones y enfrenta la presión de la mismas. Eso ocurre en la vida real

  1. Desarrolla la concentración

El foco en la tarea es fundamental para el éxito. El tenis beneficia el trabajar la concentración, imprescindible para el éxito en el juego. Quienes sostienen mejor la fortaleza mental, tiene mayor posibilidad de ganar.

El ganar un partido es un encadenamiento de puntos en un proyecto de mediano plazo. Es decir en un partido de 120 puntos podremos ganar 70 para triunfar como ejemplo. No son los más lindos, sino los que progresivamente construyen la victoria. De hecho, en la mayoría de los casos no llegan los más virtuosos, sino los que con perseverancia y una lógica constructiva, logran mantener su cabeza en foco y llegar a los objetivos.

  1. Mejora la aplicación estrategias y la agilidad mental de adaptación

El proceso de competir requiere tener una estrategia bien planteada y pautas tácticas para llevarla a cabo. De hecho, se requiere tener un plan “B”, un plan que ajuste en el desarrollo del propio juego. El análisis del contrario, de la situaciones de juego, de los momentos de partido y tanto más, nos lleva a tomar decisiones que llevadas por ese plan estratégico, bien ejecutadas nos producen puntos, éxitos. Un plan de juego (Trabajo), el análisis del partido y del oponente (Análisis de situación y posicionamiento), la ejecución mecánica y mental de las jugadas (La gestión de recursos), traerán en la mayoría de los casos los resultados y objetivos buscados.

La agilidad mental, en forma de flexibilidad y ajuste ante los cambios constantes que genera el juego y la competencia, permiten moldear un cerebro que actúe con creatividad, innovación y coraje ante situaciones cambiantes constantemente.

Así lo requieren también los negocios…

  1. Fortalece su autoestima

El tenis trabaja a niveles de tu ser interior. Cada logro genera autoestima y este es un deporte que al tener retroalimentación inmediata, por pasar la pelota sobre la red o colocarla con la dirección o efecto o velocidad o tanto más, contribuye a tu satisfacción interior. Independiente que el deporte genera la segregación de químicos que estimulan positivamente al cerebro en su parte frontal-estriatal. El mero hecho de competir y aceptar el triunfo o la derrota pero entregando todo, contribuye a tener seres humanos más seguros ante los desafíos de esta propia competencia.

El manejo del lenguaje corporal, la cabeza arriba, la aprobación con el puño apretado o cualquier de las formas que se consideren, llena de energía positiva al competidor.

Eso redunda favorablemente en la vida competitiva que enfrentaremos en los negocios, por ello es más importante el proceso de ir a la competencia y competir, que el resultado final. Claro todos queremos ganar, pero el tenista aprende que perdiendo, si dio todo, igual esta ganando.

  1. Promueve el autocontrol

El tenis es un deporte de cambio constante. Suelo decir que el tenista es el “Campeón del medio…. ni nada es tan bueno…..ni nada es tan malo”. La gloria de un torneo ganado dura unos minutos y mañana a volver a entrenar y competir. En todos los casos, se requiere un control emocional muy alto para tener la dosis de autocontrol necesaria para soñar y a la vez, tener los pies en la tierra.

El autocontrol de sus emociones y pensamientos permite que un jugador/ejecutivo pueda manejar las situaciones de presión que conlleva los propios proyectos, negocios, manejo de gente y de dinero. Es decir, al tenerlo puede manejar perfectamente cualquier área de su empresa.

El autocontrol es fundamental para delegar responsabilidades, el ejecutivo tiene la posibilidad de visualizar eficientemente  lo que ocurre y así, tomar decisiones acertadas. Al estar ordenado, fisiológica y mentalmente equilibrado, controlar su stress y aplica sus recursos en hallar soluciones eficientes y efectivas  con nuevas ideas para el negocio.

A mayor autocontrol en cuerpo y mente, mayor eficiencia y efectividad en su competitividad en los juegos/negocios.

  1. Aprendes a gestionar y cerrar los games, sets y partidos

Los que están en el proceso de intercambios que generan construir procesos de negocios, saben perfectamente que lo más costoso es cerrar un proyecto, una venta, un patrocinador y tanto más.

Precisamente, el tenis te enseña y entrena a cerrar con jugadas pre-armadas estratégicamente que responden a tus fortalezas o a veces a tu capacidad de crear soluciones efectivas para cada situación.

En tenis, cierras para ganar games, sets y partidos. El concepto de la construcción de un partido, comienza con un plan estratégico/Negocios, concebido para ganar. Se logra, cuando el proceso operativo/Golpes y jugadas/manejo de recursos, se realiza efectivamente.

  1. Estimula y desarrolla el trabajo en equipo

El dobles es la manifestación por equipos que complemente a este deporte individual. Al contrario de una lucha de egos, el doble requiere de comunicación, trabajo en equipo, coordinación, un plan estratégico en común donde cada uno aporta sus fortalezas y disimulan sus debilidades a través del trabajo conjunto con su compañero.

Para resaltar en una buena paraje de dobles es la comunicación en todo sentido. Cuando van adelante para mantener un flujo positivo de construcción de los puntos. Cuando las cosas se ponen feas, manteniendo un lenguaje proactivo, perdonando al compañero, apoyándose, cooperando y luchando para salir adelante.

En torneos y competencias como: Copa Davis/Fed, Universitarios o interclubes, se hace imprescindible el apoyo y motivación para el logro del bien en común.

    9. Reconoce sus sentimientos

“Todo el mundo tiene miedo, decía Rod Laver, lo que ocurre con los campeones es que aprenden a lidiar con él y enfrentarlo”.  El reconocer tus sentimientos, tus sensaciones, como: el miedo, la ansiedad, la angustia, el nerviosismo, la histeria, la indiferencia, la apatía, la sobredosis de autoestima y tanto más que disfrazados de stress nos provoca la competencia o una situación de ella, nos lleva a que reconociéndola podamos trabajar hábitos y rituales para superar la situación, enfrentándola siempre.

En los negocios, cuantas veces por no enfrentar situaciones no avanzamos. El tenis te prepara a edad temprana para lo que tendrás en tu vida laboral en el manejo de tus sentimientos y sensaciones.

El tenis es un deporte de sensaciones, al igual que la vida.

  1. Los tenistas usan todo su cuerpo

La preparación de un tenista es holística, el completa. Puedes ser el mejor tácticamente, pero si no tienes un cuerpo preparado para la batalla por espacio de horas, entones difícil será ocupar lugares de privilegio en el ranking mundial. Lo mismo en los negocios, cuidar la salud, su alimentación, estar en forma con un físico apto para resistir presiones y altas dosis de stress son un requisito indispensable para negociar en altos niveles.

Más, un cuerpo preparado le permite mantener las dosis necesarias de energía positiva que muchas veces se requiere en varios días de negociaciones y conversaciones.

Tenga su cuerpo preparado para el campeonato de su vida. 

  1. Genera muy buenas relaciones

Decía el gran campeón Bill Tilden “El tenis te lleva de la cuna a la tumba”. Como un deporte de características sociales muy amplias, donde viajes, donde estés podrás no hablar el idioma, pero con una raqueta a cuestas encontrarás alguien con quien jugar y relacionarte.

En las empresas, al ser un deporte para toda la vida, es muy frecuente encontrar en edades avanzadas a muchos ejecutivos que juegan tenis por lo que les aporta a la salud y porque también, tiene  bajo riesgo de lesiones. Jugar tenis, te abre un mundo de posibilidades de relacione en tu empresa y en otras.

También, muchas veces sentados en la banca de la cancha de tenis, se comentan proyectos, ideas, trabajos posibles y se transforma en un espacio relajado para conversar sobre negocios y networking.

El tenis te genera relaciones y te enseña a como mejorar en este campo

  1. Busca la solución

El tenis es un deporte que requiere una mentalidad de manejo del error. Quienes mejor mantienen el control emocional y su enfoque en los objetivos, tiene mayor posibilidad de obtener el triunfo. Desde edades tempranas, ante cualquier jugada el jugador recibe una retroalimentación inmediata. En ocasiones, nuestro planteo pudiera ser correcto pero requiere ajustes, no quedarse en el error, sino buscar la solución.

Las personalidades que le dan mucha importancia al error y se quedan en él, tienen a poner vallas o paredes enfrente de ellos muy difíciles de superar. Por el contrario, el entendimiento de este juego, contribuye a tener un cerebro maleable y flexible que busque las soluciones y como superar la situación.

Al entender que los errores sea en el juego o en los negocios ocurrirán, la importancia radicará en aprender de ellos y desafiar el nivel de gestión para superarlo y subir al próximo nivel.

Ocurre en el tenis, ocurre en la vida, ocurre en los negocios.

  1. Evalúa los partidos y que ocurrió

La competencia es inherente a la vida. Uno compite en muchos factores comunes a todos. Lo importante es saber evaluar porque en algunos casos se gana y en otros no. Entender las razones del éxito o de las veces que han perdido, fortalece el proceso de generación de superación y autoconfianza para las próximas ocasiones.

Es tan importante saber porque se gana como cuando se pierde. En ocasiones y no tan frecuente, algunos entrenadores no preguntan al jugador como fue que ganó el partido. Al hacerlo, refuerzan el uso de sus fortalezas, la mayor comprensión del juego y los puntos de apoyo para seguir mostrando que cree en él.

Lo mismo ocurre en la interacción entre las partes en un negocios. Evalúe el porque de sus resultados para mejorar en la próxima

  1. Mejora el aprendizaje y la memoria

Jugar tenis activamente aumenta el flujo de la sangre en todas las partes del cuerpo, incluyendo la mente. Al practicarlo, el oxígeno pues transportado en cantidades adecuadas hacia las células del cerebro, las cuales se activan para realizar sus funciones.

La naturaleza del pensamiento constructivo y progresivo del tanteador del juego de tenis, nos ayuda a estar muy activos cerebralmente. Cada punto es un ladrillo, muchos hacen una pared, muchas más el partido/la casa.

Además como resultado de la propia concentración y foco de la mente, aumenta la actividad cerebral y se generan mayores interconexiones neuronales  y con el fin de mejorar el aprendizaje y la memoria del individuo.

  1. Reduce la ansiedad y ahuyenta a la depresión

Jugar tenis promueve la producción de dos hormonas muy importantes para sentires relajado como lo son: la serotonina y la dopamina. Estas producen efectos estimulantes  que favorecen una buena energía mental

La practica constante produce la actividad la mayoría de grupos musculares. Esto permite que la ansiedad se libere y nos sintamos más relajados, positivos y al final satisfechos.

Jugar tenis al menos dos horas por semana reduce el stress.

El tenis y su practica como la de otros deportes, favorecen la producción de neurotransmisores relacionados con el bienestar general de la persona. Las endorfinas y la serotonina parecen también aumentar su producción durante su realización.

El haber competido desde chicos y haber aprendido a ganar o perder, promueve una mentalidad de aceptación de la competencia y su resultado y un mayor foco en el proceso y superarse, lo que definitivamente ahuyenta a la depresión.

Así, la practica frecuente y el aprendizaje de la competencia son amigos positivos para combatir estas situaciones que nos enfrentamos en muchas ocasiones en la vida.

  1. Empezar depende de una decisión. Un punto.

Punto por punto se construye el juego de tenis. Igual es en los negocios. Montar su propia empresa/negocio/servicio depende de una decisión exclusivamente. No es cierto que dependa de que exista un momento ideal, ni de la financiación externa. Si la idea de negocio es buena, todos los momentos son buenos y la financiación aparece. Lo mismo con el juego, si tenemos la idea clara de cómo jugar y tiene el nivel, la construcción de puntos irá sucediendo.

Siempre hay alguien que saca y alguien que recibe y así comienza el juego. La negociación.

  1. Ten objetivos, retos y pon fechas

El tenis te enseña a ser progresivo en la puesta de tus objetivos y como alcanzarlos. Si recién comienzas a competir no puedes pensar que ganarás Roland Garros el año próximo. Debes ser realista, soñar pero de una forma lógica y progresiva que te ayude a subir de nivel teniendo una positiva autoestima. Focalizarte en un objetivo pequeño ayuda a lograrlo; y alcanzar cada objetivo es una satisfacción que motiva a conseguir el siguiente desafío.

La empresa no cotizará en bolsa al año de comenzar. Es mejor que  establezcas claramente tu objetivo final y lo vayas construyendo en pequeños objetivos, con fechas aproximadas en la que los quieres conseguir. Trabajando área por área como cualquier jugador.

Lograrás éxitos permanentes, cuando tus bases de pensamiento sean sólidas, ajustadas a la realidad, con mucho sentido común y gran dosis de pasión.

  1. Aprender constantemente

El aprendizaje del tenis es infinito, siempre hay algo que mejorar. Aún los mejores del ranking trabajan arduamente en mejorar año con año. Es frecuente escuchar a Nadal, Federer, Murray, Djokovic y muchos otros sobre sus procesos de mejora continua para cada temporada. Son inquietos, motivados y persistentes en aprender nuevas habilidades o acrecentar lo que ya tienen. Hacerlo implica tener una actitud humilde y proactiva, predispuesta a dicha mejora continua.

En el mundo de los negocios sucede lo mismo. Nadie sabe todo sobre un negocio, nunca se es perfecto. Ser humilde, proactivo, entusiasta en los negocios significa ser consciente de que siempre se puede aprender algo que pueda ser útil para el negocio o para usted mismo.

La habilidad de aprender constantemente es un habito que nos ayuda a desarrollar nuestro deporte. Siempre hay algo más que mejorar y adquirir.

En tenis a veces se gana, siempre se aprende.

  1. El trabajo paga

Jugar bien al tenis requiere muchos sacrificios, hacer varias actividades que pueden no gustarte. La dosis de sacrificio es muy grande, al igual que le nivel de exigencia, compromiso y responsabilidad que se requiere.  Hay que trabajar el tenis, el físico, la mente, como competir, la nutrición, la suplementación, el viajar y su adaptación y tanto más. En los negocios es igual. No harás todo lo que te gusta y en muchas ocasiones tendrás que esforzarte para mejorar en áreas o que eres más débil o que tienes que aprender. Sin embargo, si tienes claro que tu objetivo es aprender a jugar y llegar a un determinado nivel, asumirás esos aspectos menos gratificantes en el corto plazo como parte del proceso de aprender y mejorar. La constancia en el trabajo es la clave en el juego. También en el empresario y sus negocios.

El esfuerzo y la dedicación es el único secreto en la empresa. El tenista lo aprende muy temprano. De hecho, como me decía un viejo maestro de negociación, el diccionario es el único sitio donde el éxito aparece antes que el trabajo.

  1. Acepta las formas y las reglas del juego

El tenis es un deporte muy creativo y de ajuste en su juego, pero con muchas reglas que lo hacen muy interesante por el desafío que conlleva. La vida de los negocios es igual. Para la gloria, para el triunfo no hay atajos. Hay pautas que cumplir, reglamentaciones que respetar y aplicar. Es más, en muchos partidos profesionales tienes un arbitro que sigue esas reglas y hace que se cumplan. La pelota es buena o es mala (No hay interpretaciones, aunque haya alguna excepción)

En los negocios es igual. Hay reglas y condiciones que respetar, cumplir y seguir. La palabra y el compromiso vale y muestra quien eres. El esfuerzo por superarse y el ganar dentro de la legalidad te hace más fuerte.

  1. Dime cómo juegas…te diré como eres

El tenis es tan rápido e intenso como deporte que te muestras tal cual eres. No se puede fingir, al menos no por largo tiempo. Juegas como eres. Si tu personalidad es ansiosa, o miedosa, o cuidadosa, o corajuda, o arriesgada, o apurada, o con altibajos o tantas otras características más, en los momentos cruciales del juego, así te presentarás.

Igual es en los negocios. Ante las situaciones de presión mostrarás tu esencia, lo bueno como no lo mejor que tienes. Y precisamente en el eslabón más débil de tu personalidad recaerá la presión. Por ello, el tenis ayuda a madurar, a conocerte bien, a trabajar sobre tus factores personales de mejora, a crecer.

Además, el temple que te dan haber competido y confiar en ti, eso se volcará al instante de la negociación.

  1. Tu ética se prueba

Si marcas una pelota mala, cuando no lo es. O cantas un score que no es correcto, o buscas sacar ventaja por medio de una falta ética o vendes un partido como hay varios ejemplos, esa deshonestidad hablará de ti, la gente te conocerá por tus falta de valores, tu pobre ética y peor comportamiento.

Aunque el tenis es un juego, un deporte, tiene implícito lo que es la realidad y como te comportas ante ella. En ese ensayo, muestra quien eres.

En los negocios es lo mismo. Decenas de autores de negocios hablan de la ética necesaria en los mismos y que un buen negocio conlleva una estrategia Win/Win para ambas partes. Ganar/Ganar. Negocios y voluntades de compartir duraderas en la vida, requieren un comportamiento ético, que aunque pareciera en desuso, hoy tienen un simbolismo y profundidad trascendental para su vida.

Sea honesto, con usted mismo y en el comportamiento con los otros. El tenis ayuda a comprenderlo manteniendo el aura de “deporte Blanco, deporte de caballeros”.

  1. La persistencia gana

Este deporte no es carrera de 100 metros de velocidad, es una maratón. Debes correr 42 kilómetros para alcanzar la meta. No llega quien sale primero al pitazo inicial, sino el que se mantiene en la carrera generando su ritmo, su paso y consistentemente logra llegar a la final. La vida es igual, no es el talento (Habría que discutir que se considera pero es otro articulo) el que llega, sino el que tiene un objetivo y esta dispuesto a pagar el precio del sacrificio que significa horas, días, meses años de repetir y perseguir su sueño, a riesgo de no alcanzarlo.

Precisamente la mente de un empresario, de un ejecutivo de un emprendedor, está enmarcada en un mundo donde la persistencia y la constancia son valores primordiales de su carácter. En ocasiones conocidos como tenacidad, no hay que mezclarlos con necedad. Los necios no analizan sus comportamientos, creen que tienen la razón, por que sí. Un empresario aprende de sus errores y modifica y ajusta el recorrido, pero siempre persiguiendo su objetivo.

El tenis es un gran deporte para desde muy jóvenes aprender y desarrollar ese valor, el de la persistencia para lograrlo.

  1. Juega buscando alcanzar a los mejores

Si tu meta es ganar siempre, entonces juega con gente de más bajo nivel de juego que el tuyo. De esta forma, te sentirás contento en esa zona de confort. Por el contrario, si quieres avanzar en tu nivel, exígete más a ti mismo y busca competir con gente mejor que tú, para exigirte más, para entrenar más, para aprender más. Claro, será mucho más difícil, estarás lejos de tu zona de confort, perderás más partidos, pero darás mucho más de ti y acabarás cambiando y mejorando en tu nivel de juego.

En los negocios es igual, si te rodeas y  trabajas con gente competitiva, buenos proveedores, exigentes clientes, tú mismo te convertirás en uno de ellos. “Dime con quien andas y te diré quien eres”… dice el dicho. Trabajar con y para los mejores exige ser el mejor en lo que hayas emprendido y responsabilizado.

El tenis te ayuda a entenderlo. Con un ratio de 2/1, es decir dos partidos ganados por uno perdido como ratio ideal de mejora, tendrás autoestima y a la vez, tratarás de mejorar para pasar al siguiente nivel. Al igual que en la vida.

  1. Alimenta a tu cerebro de buenos hábitos

El cerebro es quien maneja todo nuestro ser, nuestro cuerpo, nuestros impulsos y decisiones. Todos los días tenemos una gran actividad eléctrica y química que configura nuestra quehacer cerebral cotidiano. El cerebro es una maquina perfecta y perfectible. Es increíble que un kilo y medio de masa lo que produce y signifique. 

Como lideres de la propia educación de nuestro cerebro, lo alimentamos, le enseñamos como es jugar al tenis, como comportarse, como diseñamos nuestros planes de juego, como entrenamos y tanto más.  Hacer hábitos positivos de enseñanza por repetición, es una de las calves de un proceso efectivo.

También lo es, el crear nuevas alternativas de aprendizaje y mejora. Los buenos tenistas lo son, en la medidas que mejoran y tienen  muy buenos hábitos e todas las áreas del juego.

En los negocios es igual. Buenos hábitos de planificación, orden, negociación, posicionamiento, reconocimiento de situaciones y tanto más, logran éxito. El tenis le ayuda a comprenderlo y practicarlos.

*Autor Fernando Segal. Es experto en desarrollo de tenis reconocido mundialmente por sus aportaciones. Filosofo, escritor, analista y gestionador de proyectos. Ha escrito 11 libros en diferentes temas relacionados al tenis. Ha dirigido y trabajado con 5 Federaciones Nacionales de Tenis como Argentina, Mexico, Nueva Zelanda y otros. Ha capacitado a miles de entrenadores en sus programas y formado a cientos de jugadores.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.