Alimentación ideal para tenistas

Cuando se practica algún deporte seriamente se busca un máximo rendimiento y
un estado físico competitivo. Si de tenis se trata, debemos tener en cuenta que es un
deporte de fuerza y resistencia, en el que se hace uso de un alto nivel de
concentración. Es así que para ser un buen tenista se requiere buscar la perfección
tanto a nivel físico como nutricional de manera tal de no caer en una falta de energía.
Y una vez más la alimentación y los suplementos deportivos juegan un papel
primordial para cualquier deportista, y en este caso nos concentraremos en explorar la
mejor dieta para un jugador de tenis.
Si nos queremos emprender a practicar este deporte de alto rendimiento debemos prestar
atención al estrés físico y psíquico, que provoca una oxidación y un consumo de
sustancias esenciales mayor que la producida en la población normal.
Alimentación equilibrada.

La alimentación es el principal pilar de cualquier entrenamiento. Hoy en día, padecemos
de una pobreza en nutrientes en los alimentos a causa de los procedimientos de
cultivo modernos y a los métodos de procesado industrial. A esto se le agrega que
nos vemos expuestos a factores ambientales nocivos y la consecuencia directa se
refleja en alimentos que no logran cubrir la demanda de micronutrientes, requerida por
nuestro organismo para mantener la salud.
Es así que para lograr es tan mentada “alimentación equilibrada” vamos a necesitar
una suplementación correcta de vitaminas, minerales y otros.
Este conjunto va a contribuir a:

Este conjunto va a contribuir a:

  • Lograr un rendimiento deportivo óptimo.
  • La prevención de lesiones innecesarias.
  • Como apoyo en la recuperación de las lesiones existentes.
  • Evitar problemas de salud general asociados.

El mercado hoy en día ofrece una amplia gama de suplementos alimenticios que
contribuyen a conseguir sus objetivos, existe un suplemento para cada necesidad,
ejemplos:

  • Para nutrición deportiva: se trata de productos para el deporte diario y el de alta
    competición, que favorecen el rendimiento y la recuperación luego del esfuerzo de
    forma sana y natural.
  • Para aumento de volumen.
  • Para ganar peso.
  • Para una buena nutrición muscular.
  • Quemadores de grasa.
  • Vitaminas.

La clave está en la calidad de los alimentos

Lo más indicado para el buen desempeño del tenista es llevar una dieta que
proporcione niveles óptimos de nutrientes para el mantenimiento y regeneración
del organismo. Además, su alimentación debe limitar aquellos componentes perjudiciales
para la salud. Se debe tener en cuenta que todo lo que ingerimos a lo largo del día tiene
efectos positivos y negativos para nuestro organismo.
Una alimentación equilibrada tiene que tener entonces:

  • Una amplia base de carbohidratos / hidratos de carbono complejos tales como
    cereales integrales, pan, pasta, arroz integral, patatas, legumbres, etc.
  • Frutas y verduras: contienen fibra, vitaminas y minerales.
  • Aceites vegetales no refinados.
  • Pescado.
  • Los lácteos, la carne y los huevos deben ser ingeridos de forma eventual.
  • El azúcar o los alimentos procesados industrialmente y las grasas saturadas,
    deben ser evitados.

Ejemplo de menú diario

Frutas completas y zumos naturales no ácidos. 4 Raciones diarias.
Verduras y hortalizas crudas, al vapor, al horno (de hoja verde, todo tipo de coles, raíces,
etc).

1 Ración cruda (ensalada) y otra cocinada al día, como mínimo.

Cereales integrales, al menos en un 70% de los totales ingeridos (arroz, trigo, avena,
centeno, mijo, cous-cous, pasta, pan, etc.) Legumbres (soja, lentejas, garbanzos, judías,
guisantes, etc.) Tofu, seitán. 2 Raciones diarias.
Germinados (brotes de soja, de alfalfa, de trigo, etc.). 2/3 Veces semanales.
Semillas y nueces (en poca cantidad). 2 Veces semanales o más.
Aceite de oliva virgen prensado en frío, aceite de lino. Diario.
Pescado azul de aguas frías (salmón, arenque, sardinas, boquerones, caballa, trucha de
río) Se puede sustituir por una cucharada diaria de aceite de lino. 2/3 Veces semanales.
Agua mineral y zumos (3:1). 8 Vasos grandes al día (entre los dos).

Con moderación:

Lácteos, es mejor olvidar la leche de vaca; la leche de cabra es más digestiva.
Es mejor tomar productos fermentados como yogur biológico y quesos frescos, mejor de
oveja o cabra. 1 Ración diaria, máximo.
Carnes biológicas, mejor de caza. Evitar el cerdo. 1 Vez cada 10 días.
Huevos biológicos. 2 A la semana.

Lo ideal es que todos los alimentos procedan de cultivos ecológicos o de cría
biológicos, en la medida de lo posible, debido a la ausencia de pesticidas,
metales pesados, antibióticos, hormonas y otras sustancias tóxicas, en su
interior.Limitar su consumo lo máximo posible:

  • Azúcar refinada, dulces.
  • Grasas saturadas, de procedencia animal y grasas “trans” o hidrogenadas como
    margarina, bollería, aceites refinados, etc.
  • Sal en exceso.
  • Embutidos (a excepción del jamón ibérico de bellota, en pequeñas raciones).
  • Harinas blancas refinadas (pan blanco, pasta blanca, etc).
  • Productos procesados industrialmente (productos preparados, precocinados,
    enlatados, en conserva) con conservantes o colorantes químicos.
  • Carne roja y aves, en exceso (más de una vez por semana). Procurar que la carne
    sea de origen biológico o de caza. En especial, evitar el cerdo y la grasa animal.
  • Tabaco y alcohol (sólo se recomienda beber una copa de vino tinto a diario).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.